Misión

Investigar, desarrollar, producir, evaluar, negociar y comercializar conocimientos, tecnologías y productos, fundamentalmente vacunas; orientando todos sus recursos tecnológicos, humanos y financieros en pos de potenciar el Programa Avanzado de Vacunas, el crecimiento y desarrollo económico y la calidad de vida de la población de Cuba.

Visión

Ser reconocido como una de las empresas de alta tecnología, con altos y crecientes niveles de eficiencia y estándares de calidad en sus tecnologías y productos, fundamentalmente vacunas, aportando efectivamente al desarrollo económico y conectado al programa avanzado de vacunas que el país requiere.

Objetivos Estratégicos

 
  • Contar con una estrategia de productos líderes seleccionados por su alto impacto económico-social y en salud, y una cartera de nuevos productos complementarios con posibilidades de convertirse en producto líder en el mediano plazo.
  • Desarrollar la capacidad tecnológica que garantice tecnologías óptimas, de alta intensidad, eficiencia y estándar de calidad, con un alto nivel de competitividad que tribute a la cadena de valor y a la estrategia de negocios como motor impulsor de la institución.
  • Desarrollar las capacidades productivas existentes, renovadas y nuevas con altos niveles de eficiencia y competitividad que tributen efectivamente al crecimiento económico y desarrollo estratégico de la institución.
  • Contar con capacidades de desarrollo que garantice altos niveles de eficiencia, calidad y competitividad que tributen efectivamente a la cadena de valor y a la estrategia de negocios como motor impulsor de la institución.
  • Favorecer la investigación de tecnologías y productos estratégicos que garantice la generación de conocimientos, y alineados con las estrategias de negocio de la institución y el programa avanzado de vacunas del país.
  • Desarrollar estrategias de evaluación de tecnologías y productos que garantice la generación de evidencias científicas demostrables, y alineados con las estrategias de negocio de la institución y el programa avanzado de vacunas del país.
  • Desarrollar una gerencia transversal integrada que alinee la gestión de los procesos clave de la institución para el logro de resultados superiores de eficiencia, calidad, competitividad y confiabilidad de la institución.
 

Colaboración

  • Se ha mantenido colaboración con varias instituciones nacionales e internacionales que han ofrecido sus puntos de vista, ideas, así como alcanzar de forma más rápida y eficiente un medicamento que ayude a combatir una enfermedad.
  • El Instituto Finlay en Vacunas ha colaborado estrechamente con instituciones como:
  • El Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, Cuba.
  • El Instituto de Medicina Tropical Pedro Kouri, Cuba.
  • Université du Québec à Montréal, Canadá.
  • Instituto Pasteur de París, Francia.
  • Penerbit Universiti Sains Malaysia, Malasia.
  • National Institute for Public Health, Oslo, Noruega.

Estructura

Historia

 
  • El Instituto Finlay es una organización científica creada en honor al Dr. Carlos Juan Finlay, un renombrado epidemiólogo cubano, que descubrió que la fiebre amarilla se transmite a través de un agente biológico intermedio, capaz de propagar la enfermedad de un sujeto enfermo a uno sano. Este hallazgo fue fundamental para luchar contra la enfermedad, pero lo más importante fue que sirvió de base para la investigación de lo que se conoce hoy en día como "enfermedades transmitidas por vectores."
  • El Instituto Finlay fue creado en 1991 con el objetivo de ampliar aún más el logro de un grupo de científicos cubanos que investigaron, produjeron y presentaron una vacuna contra Neisseria meningitidis, compuesta por un complejo de vesículas purificadas de la membrana externa del meningococo serogrupo B y polisacárido capsular purificado del meningococo serogrupo C, cuyo nombre comercial es VA-MENGOC-BC®. La introducción de la vacuna en Cuba tuvo un gran impacto al eliminar la epidemia que afectaba principalmente a niños y adolescentes.
  • Después de más de 20 años de trabajo en el sector de la biotecnología cubana, el Instituto Finlay fue renovado recientemente con la incorporación del Centro de Química Biomolecular (CQB), una institución química también dedicada a la investigación y desarrollo de vacunas. Un equipo de científicos del CQB fueron los descubridores de Quimi-Hib, una vacuna conjugada contra el Haemophilus influenzae tipo B sobre un antígeno totalmente sintético. Surge así el Instituto Finlay de Vacunas.